CORAZA EMOCIONAL

CORAZA EMOCIONAL

Hoy ha sido un día duro. Los maestros que tienen alumnos difíciles o con familias desestructuradas o con deprivaciones… lo saben. Los maestros que tienen alumnos eternamente tristes y apagados, los que trabajan con chicos ausentes, o aquellos a los que su corta vida los ha maltratado… lo saben.

 

Cuando eres maestro, sobre todo PT, te construyes una coraza emocional para sentir pero no afectar, para enfrentarte al problema y que la compasión no controle la situación… Si todo te afectara cada día como tal, si en cada hora sintiéramos la pena que sienten y/o dicen sentir los demás… no creeríamos en la sociedad, no podríamos ir al trabajo con las ganas e ilusión con las que vamos a poner nuestro granito de arena para un mundo mejor; no no tendríamos fuerzas para colocar una baldosa amarilla en ese camino que conduce al país de Oz, donde todo encuentra solución.

 

Bien… pues hoy esa coraza ha sido atravesada.

 

He de curarla, he de arreglarla. Hay que enfrentarse a todo lo que al aula nos llega con la intención de quedarse y mejorar… con la intención de vivir sin más. 

 

No tenemos varitas mágicas, no hacemos trucos, nadie inventó una pócima para estos casos… sólo la profesionalidad, la constancia, el cariño y la voluntad pueden ayudar a remontar el camino.

 

Espero tener fuerzas siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos

DIDACTILANDIAPT


CONTACTO



SUSCRÍBETE

A %d blogueros les gusta esto: