SOMATIZAR

Cuando lo invisible duele

SOMATIZAR

SOMATIZAR: Transformar problemas psíquicos en síntomas orgánicos de manera involuntaria. (RAE)

El trastorno de somatización es una afección crónica en la cual la persona presenta síntomas físicos que involucran más de una parte del cuerpo, pero no se puede encontrar ninguna causa física; sin embargo, el dolor y otros síntomas que las personas experimentan son reales y no son creados ni simulados. (www.psiquiatria-para-todos.com)

 “Detrás de toda enfermedad subyacen nuestros miedos, nuestras ansiedades, nuestra codicia, nuestras simpatías y antipatías, investiguemos nuestras emociones y curémoslas, puesto que con ellas desaparecerán también las dolencias que padecemos”. (Dr. Edward Bach)

La palabra SOMATIZAR cobra un gran sentido y un mayor protagonismo desde que atiendo a alumnos superdotados.

 

No están fingiendo, no se provocan nada… La situación que les rodea, la ausencia de atención adecuada, asumir los fracasos, vivir emociones ingentes, enfrentarse a situaciones injustas… Todo ello les va erosionando, hasta el punto de sentir verdadero dolor de cabeza o de barriga, por ejemplo, sin tener causas orgánicas que lo originen.

 

La hipersensibilidad que caracteriza a una gran mayoría de niños superdotados hace que esa somatización sea mayor y más frecuente en ellos. Hay quien, incluso, opina que enfermedades graves y/o crónicas provienen de una gran somatización, sobre todo, en la etapa infantil, debido a una inatención a sus altas capacidades evidentes, pero ignoradas y descuidadas por completo.

 

Hoy he tenido una de esas experiencias con uno de mis alumnos. Primero la cabeza. Cuando se solucionó el dolor de cabeza, surgió el de barriga… Y del mismo modo que aparece el dolor, desaparece cuando encuentra salida a su incomprensión, incomodidad, fracaso o malestar emocional.

 

Hay quienes afirman que puede dejar huella; otros que esa huella se puede convertir en costumbre, que el no saber manejar situaciones emocionales puede desembocar asiduamente en somatizaciones varias… y van dejando estela.

 

Hay que conocer a los chicos, sólo de este modo sabremos actuar e identificar qué les está ocurriendo e intentar dar la mejor solución posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre
Email *

Archivos

DIDACTILANDIAPT


CONTACTO



SUSCRÍBETE

Nombre
Email *
A %d blogueros les gusta esto: